Entradas con la etiqueta ‘cirugia de la nariz’

PostHeaderIcon ¿Modificar la nariz sin bisturí? Quizás sea posible…

Hay muchas partes del cuerpo que se pueden modificar sin pasar por quirófano: el ejercicio físico será la solución para unas piernas flácidas, la dieta equilibrada para adelgazar el remedio para eliminar los kilos de más y el uso de los cosméticos adecuados el remedio contra la celulitis. Sin embargo, cuando se trata de otras zonas del cuerpo como la nariz no existe otra solución que la cirugía estética.

Los retoques de la nariz tienen muchas manifestaciones. Es decir, en función del paciente se llevarán a cabo de una forma o de otra y no siempre tienen que implicar un cambio radical sino que también es posible realizar pequeños retoques con una rinomodelación que no precisa el paso por quirófano.

En esta técnica el bisturí se sustituye por materiales en forma de gel que modifican la anatomía nasal y desplazan los segmentos de la misma mediante la introducción de materiales en puntos específicos tales como los rellenos Juvederm, Restylane o ácido hialurónico. Este procedimiento modifica los ángulos nasofrontal, nasoabial y dorsal y permite también a corrección del mentón y otras áreas del rostro al margen de la nariz.

Aquellas personas que no quieran someterse a la anestesia general que requiere una cirugía de la nariz o aquellas que sólo deseen pequeñas modificaciones encontrarán perfectas técnicas como estas. Sus resultados serán o no permanentes en función de si se utilizan materiales reabsorbibles (en este caso la duración sería de año y medio) o acrílicos sintéticos (cuyo resultado sería permanente). En ninguno de los dos casos el proceso deja cicatrices o marcas y en ambos los resultados son inmediatos.

Pero aún falta un punto más a cumplir para garantizar resultados: acudir a un centro especializado que cuente con profesionales del sector. Este procedimiento empleado en una clínica sin garantías podría acarrear un remedio peor que la imperfección que se quiere atajar.

  • Share/Save/Bookmark

PostHeaderIcon Anatomía: Estructura de la nariz.

Anatomia narizHemos pensado que para entender mejor cómo funciona la cirugía de la nariz (rinoplastia) sería mejor que conociéramos un poco la anatomía de esta importantísima parte de nuestro cuerpo.

Al margen de la importancia sensorial con la que está relacionada la nariz, también juega un papel importantísimo en la estética, puesto que es el centro de la cara y por así decirlo mantiene el equilibrio de los ojos y la boca.

Está compuesta por un esqueleto óseo, otro cartilaginoso y por la piel:

El esqueleto óseo o bóveda ósea es la parte más solida de todas y entre otras cosas, está encargada de sostener al tercio medio cartilaginoso. Supone la mayor parte de la zona superior de la nariz.

La parte cartilaginosa está formada por los cartílagos laterales nasales, los cartílagos alares ubicados en la parte inferior y dos cartílagos superiores. Otra estructura fundamental en el comportamiento y la forma de la nariz es el septum, comúnmente conocido como el tabique nasal el cual está formado también por una parte ósea (posterior y superior) y otra cartilaginosa (anterior e inferior).

  • Share/Save/Bookmark

PostHeaderIcon Información sobre la Rinoplastia

Nariz con cirugia
La cirugía estética de la nariz es una de las intervenciones más comunes en España, especialmente en mujeres y hombres que se ven afectados psicológicamente por el tamaño o forma de su nariz.

Es importante comprender que el objetivo principal de la rinoplastia, es obtener una nueva imagen, una nariz más acorde con el tamaño y forma de la cara del paciente. Esta armonía es importante ya que lo que se intenta lograr en una intervención de rinoplastia es lograr que nadie note los cambios después de la operación.

Estas son las razones por las que la cirugía de la nariz es un reto para el cirujano, ya que la nariz la componen muchos huesos pequeños y se ha de tener una alta precisión a la hora de intervenir.

Es altamente recomendable informarse bien de los pros y los contras que tiene esta operación estética ya que el paciente tiende a tener una imagen de su nueva nariz que en ocasiones es difícil de conseguir. En este caso la persona más indicada para aconsejarnos es nuestro doctor, que nos informara sobre la mejor manera para hacer la rinoplastia.

Existen dos tipos de rinoplastia que son los más conocidos: La rinoplastia abierta y la rinoplastia cerrada.

  • La rinoplastia abierta se realiza una pequeña incisión en la base de la nariz, de tal forma que se opera por debajo de la nariz. Después de la intervención y la cura queda una pequeña cicatriz en la zona por lo que cada vez es menos utilizada a menos que no se pueda hacer de forma cerrada.
  • La rinoplastia cerrada es la más usada por los cirujanos plásticos ya que se realiza la incisión por dentro de los agujeros de la nariz y por lo tanto, no deja cicatrices y los resultados son exactamente los mismos.
La cirugía estética de la nariz es una de las intervenciones más comunes en España, especialmente en mujeres y hombres que se ven afectados psicológicamente por el tamaño o forma de su nariz.

Es importante comprender que el objetivo principal de la rinoplastia, es obtener una nueva imagen, una nariz más acorde con el tamaño y forma de la cara del paciente. Esta armonía es importante ya que lo que se intenta lograr en una intervención de rinoplastia es lograr que nadie note los cambios después de la operación.

Estas son las razones por las que la cirugía estética de la nariz es un reto para el cirujano, ya que la nariz la componen muchos huesos pequeños y se ha de tener una alta precisión a la hora de intervenir.

Es altamente recomendable informarse bien de los pros y los contras que tiene esta operación estética ya que el paciente tiende a tener una imagen de su nueva nariz que en ocasiones es difícil de conseguir. En este caso la persona más indicada para aconsejarnos es nuestro doctor, que nos informara sobre la mejor manera para hacer la rinoplastia.

Existen dos tipos de rinoplastia que son los más conocidos: La rinoplastia abierta y la rinoplastia cerrada.

En la rinoplastia abierta se realiza una pequeña incisión en la base de la nariz, de tal forma que se opera por debajo de la nariz. Después de la intervención y la cura queda una pequeña cicatriz en la zona por lo que cada vez es menos utilizada a menos que no se pueda hacer de forma cerrada.

La rinoplastia abierta es la más usada por los cirujanos plásticos ya que se realiza la incisión por dentro de los agujeros de la nariz y por lo tanto, no deja cicatrices y los resultados son exactamente los mismos.

  • Share/Save/Bookmark